Cómo hacer una bitácora de mantenimiento para la revisión de extintores de PQS

Cómo hacer una bitácora de mantenimiento para la revisión de extintores de PQS. Bajo el principio de prevención que plantea la Protección Civil y todos los procedimientos de Seguridad Laboral, presentes en la legislación de todos los países, uno de los temas de mayor relevancia en la prevención de incendios es el adecuado manejo y mantenimiento de los equipos para la extinción de fuegos. Los equipos de extinción de fuego son en su mayoría equipos presurizados y frecuentemente están expuestos a la intemperie o son instalados en zonas donde, por los procesos industriales que ahí se realizan, pueden eventualmente ser expuestos a golpes , a ser ensuciados, a verse ocultados por el material almacenado y además presentar desperfectos por fallas en sus mecanismo. Por estas razones es necesario hacer una especie de bitácora de mantenimiento, mediante la que se pueda hacer un chequeo de los equipos existentes, solicitar una revisión por personal capacitado cuando se necesite y en un momento dado requerir el cambio de algún equipo que pueda estar en mal estado.

procedimientos para revision de extintores

En el presente tutorial completo sobre prevención de riesgos damos un orientación general sobre aquellos elementos más importante a considerar en el chequeo de estos equipos y hacemos consideraciones generales sobre su mantenimiento.

En primer lugar recordemos las partes que constituyen un equipo de extinción de fuego:

partes de un extintor de fuego

Partes de un extintor de fuego.

De este esquema vamos a ir paso por paso identificando los elementos y sus características:

Calcomanía

Esta etiqueta normalmente indica mucha información referente al equipo, desde la capacidad del equipo, la que puede varias desde pequeños equipos de 2.0 kilos hasta equipos con ruedas de 60 o más kilos, a continuación destacamos algunas características que son señaladas en estos tipos de etiquetas.

  • Fecha de recarga, para la legislación de muchos países los equipos de Polvo Químico Seco (PQS) deben ser recargados una vez al año y aunque los equipos puedan estar en perfecto estado durante un período más largo, por medidas de seguridad y prevención es importante considerar dicha frecuencia de recarga. Para otros tipos de equipos como los de CO2, los de HFC-236 o los de Halón, es posible que las frecuencias de recarga sean mayores, por ejemplo CO2 cada dos o tres años y HFC-236 cada dos o tres años, pero de todas maneras se recomienda una revisión por una empresa acreditada de dichos equipos una vez al año.
  • El o los tipos de fuego para los que son aptos, si bien la mayoría de los equipos de PQS sirve para los fuegos tipo A (de sustancias sólidas que al quemarse generan brazas), B (de líquidos combustibles), C (de fuego en equipos eléctricos energentizados), es importante saber que si son aptos, puesto que por ejemplo en una bodega o almacén de papel es importante que el equipo apague tipo A  e indudablemente un equipo de CO2 no va a ser la mejor opción en dicho lugar.  Otra situación es por ejemplo que en un lugar donde se manejen combustibles, los extintores de agua son una opción inadecuada puesto que no son aptos para apagar fuego tipo B.

Revisión de las condiciones generales de sus componentes

  1. Seguro o pasador metálico: Este debe estar siempre presente e instalado en el extintor, puesto que es la única barrera física para que el equipo no se active accidentalmente por la aplicación de fuerza sobre la manija de activación, su ausencia implicaría que el equipo se encuentra en malas condiciones y la autoridad podría eventualmente sancionar por tener equipos en mal estado. De estar deformado podría implicar que no se pudiera sacar y eventualmente perder un tiempo precioso a la hora de controlar un conato de incendio con un extintor inútil.
  2. Marchamo: El seguro plástico, marchamos o también llamado “colita de ratón” que se utiliza para sujetar el pasador metálico y que a su vez fija la manija de accionamiento es de un plástico muy fino o de un alambre también muy fino, cuya función es romperse fácilmente ante el giro del seguro metálico. Este elemento debe estar íntegro, sin añadidos o reemplazado por algún otro tipo de material distinto al utilizado por la empresa que los recarga, como alambres de calibre muy grueso o seguros plásticos, ya que estos pueden generar un gran riesgo a la hora de querer romper rápidamente un material que no ha sido diseñado para tal efecto. Su ausencia implica que el equipo no se encuentra en condiciones y para la autoridad regulatoria implicaría el mal estado del equipo.
  3. Manómetro: que se puede describir como el reloj que marca si el equipo posee la presión adecuada, debe estar en buenas condiciones, con su cristal sin roturas, con su aguja en una posición normal y marcando de forma clara el nivel de carga del equipo. Si marca que el equipo requiere recarga entonces debe nadarse inmediatamente a recarga y si después de usarlo sigue marcando que la presión es adecuada debe cambiarse .
  4. Boquilla o chiflón: Parte metálica o de plástico que se encuentra al extremo del la manguera, no debe presentar obstrucción, deformación que pueda afectar la forma del chorro del agente extintor o cuarteaduras que puedan implicar fuga del material de extinción por las mismas.
  5. Manguera: En lugares expuestos al sol o a los elementos, este componente normalmente de hule puede sufrir cuarteaduras o tener obstrucciones, por lo mismo si se encuentra en condiciones irregulares debe cambiarse inmediatamente.
  6. Maneral o manija de transporte y manija de activación: Ambas son de vital importancia a la hora de activar el equipo, por tal motivo es muy importante que se encuentren en buenas condiciones, sin reparaciones caseras o con deformaciones del material, la ocurrencia de alguna irregularidad de este tipo podría implicar que el equipo no pueda ser utilizado de forma efectiva ante la ocurrencia de un conato de incendio.
  7. Cilindro: El extintor cuenta con un cuerpo metálico normalmente pintado de rojo, este no debe presentar ningún tipo de irregularidad, hundimiento, golpe en su superficie o la presencia de oxido en cualquier punto de su superficie, esto podría indicar que el extintor ya no está apto para su utilización y que eventualmente podría provocar un accidente al contener una sustancia presurizada (aproximadamente 16-27 psi)  y la posible rotura del material del cilindro dañado.
  8. Válvula: Esta debe estar sin ningún tipo de irregularidad, deformación o perdida de presión por fuga de gas en algún punto de ella.
  9. Señalización: Estos equipos además de ser instalados con un gancho en la pared o dentro de un cilindro metálico, deben ser señalizados con un cartel que cumpla con las normas regulatorias de cada país, normalmente son carteles cuadrados de un color rojo que se instalan en la pared sobre el extintor.  Su ausencia implicaría que la utilización del extintor sea difícil pues su búsqueda sería complicada y esto podría provocar que ante la ocurrencia de un conato de incendio no pueda ser localizado.

Cómo hacer una bitácora de mantenimiento para la revisión de extintores de PQS

Elaboración de la bitácora:

Finalmente con toda la información aquí destacada se hace una matriz donde se indiquen los componentes a revisar y su chequeo. Se recomienda hacerlo con una frecuencia de al menos una vez por mes  y de forma permanente.

bitacora de mantenimiento industrial

Ejemplo de una bitacora de mantenimiento industrial. Ten en cuenta que hay varios diseños de bitácoras y estas están sujetas al uso correspondientes que se requiera.

Nota: Los equipos de extinción de fuego portátiles son elementos de presencia cotidiana en muchos ambientes laborales e incluso en nuestros hogares y para su utilización es necesario recibir una capacitación adecuada para su uso. Por lo tanto se recomienda que para el mejor adiestramiento en el uso de estos equipos se busque  la capacitación con personal preparado y certificado para tal efecto.

Esperamos haberte podido ayudar a Cómo hacer una bitácora de mantenimiento para la revisión de extintores de PQS; pero si tienes dudas, no dudes en comentarnos y un equipo especializado te contestará todas tus inquietudes de prevención de riesgos que tengas presentes.

Guardado en : Prevención de Riesgos, Tutoriales Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *